10 de enero de 2012

Fabula Puerta del Corazón

Un hombre, bastante famoso por sus pinturas, había pintado un lindo cuadro. El día que lo iba a presentar en publico, asistieron muchas personas, autoridades locales, fotógrafos y periodistas, ya que se trataba de un pintor bastante reconocido. Llegó el momento de tirar del paño y mostrar la pintura. Un gran aplauso se escucho en toda la habitación.

fabula-puerta-del-corazon

La pintura, esa gran obra de arte, era la figura de Jesús tocando la puerta de una casa, con el oído cerca a la puerta, como si quisiera oír adentro de la casa a ver quien le respondía. Un observador curioso, encontró una falla en la pintura: No tenía cerradura la puerta. Y preguntó:

- ¡Su puerta no tiene cerradura! ¿Como hace para abrirla?

El artista, tomo la biblia y le pidió al observador que leyera un versículo:

Apocalipsis 3, 20: "He aquí, yo estoy a la puerta y llamo: Si alguno oyere mi voz y abriere la puerta, entraré a él y cenaré con él, y él conmigo."

+ Así es -dijo el pintor-. Está, es la puerta del corazón del hombre. Solo puede ser abierta desde adentro.