13 de junio de 2012

Fabula el Caballo y el Asno

Iba un hombre caminando con un caballo y un asno. El asno estaba llevando toda la carga, y llegó un momento en que ya no aguantaba mas el peso para caminar, así que le dijo al caballo: "Amigo, ayúdame y toma parte de la carga".

Fabula el Caballo y el Asno

El caballo ni le prestó atención e hizo como si no hubiera escuchado absolutamente nada. Al instante, el asno calló al piso de tanta fatiga y murió. El dueño entonces, tomó toda la carga que llevaba el pobre asno y la montó en el caballo, junto con la piel del asno. El caballo, con rabia y suspirando comentó: 

"¡Que mala suerte la que tengo! Por no querer ayudar a mi amigo el asno y cargar solo un poco de la carga, ahora me toca llevarla toda por completo y también la piel del asno."

Moraleja: Muchas moralejas encontramos en esta fabula.
  1. El flojo trabaja doble. El caballo, por flojera de no llevar ni un poco del cargamento, le toco llevarlo completo a el solo.
  2. Es importante tender tu mano a los que te piden ayuda. Incluso en algunas ocasiones, el no ayudarlo te terminará perjudicando a ti.
  3. El egoísmo es un arma de doble filo, y aveces, de uno solo: hacia ti.