3 de julio de 2012

Fabula la Zorra y las Uvas

Estaba una zorra que llevaba ya varias semanas sin comer, y había tenido muy mala suerte. Le robaban sus presas y el único gallinero que se encontraba cerca era custodiado por un enorme perro guardián, que permanecía siempre atento y el amo aparecía rápidamente con la escopeta.

Fabula la Zorra y las Uvas

Ya estaba casi agonizando, cuando vio algunas parras silvestres que estaba en unos ramos un poco altos, y abajo de ellas se encontraban varias piedras. Entonces la zorra se puso a brincar para intentar alcanzar las ramas, pero estaba tan débil que sus brincos no eran suficientes. Se dijo así mismo:

"No perderé mi tiempo y esfuerzo por esas parras, ni las quiero, están muy maduras".

Las ramas no estaban tan altas, la zorra tan solo tenía que empinarse sobre las piedras y hubiera podido alcanzar las parras. El hambre tal vez hizo que no pudiera pensar bien y usar su astucia.

Moraleja: Siempre hay que esforzarse por lo que queremos, pero hay que antes planear y pensar la forma como vamos a obtener lo que queremos.