18 de agosto de 2012

Fabula la Zorra y el Espino

Estaba una zorra saltando en unos montículos libremente, hasta que en uno de ellos tropezó, quedando a punto de caerse. En su intención por evitar la caída, la zorra se sostuvo de un espino que estaba cerca. Las espinas se le enterraron en las patas, proporcionándole mucho dolor. Así que le dijo al espino:

Fabula la Zorra y el Espino

"Voy hacia ti por ayuda, y lo único que haces es herirme". El espino le respondió: "Amiga zorra, la culpa es solo tuya. Muy bien sabes que lo único que hago es herir con mis espinas a todos, incluyéndote a ti."

Moraleja: No busques la ayuda de quienes solo acostumbran a hacer daño.