11 de diciembre de 2012

Fabula el Joven en el Río

En un río un poco profundo y turbulento, estaba un muchacho ahogándose y exclamando gritos de auxilio. Pasó en ese momento un viajero, y el joven afanado le pidió su ayuda para sacarlo de las aguas. Sin embargo, el viajero solo se quedó de pie, observando y reprendiendo al joven por haber sido tan imprudente.

Fabula el Joven en el Río

El joven, mientras se ahogaba, le gritó: "¡Señor, por favor, primero me ayuda y luego me regaña!"

Moraleja: Un buen consejo, debe ir acompañado de una ayuda. No sirve de mucho aconsejar sin ayudar.