21 de abril de 2012

Fabula la Cabra y el Asno

En una granja un campesino tenía a una cabra y un asno. Mientras los alimentaba, la cabra veía con celos que a su compañero, el asno, lo atendían mejor que a el, así que le dijo:

Fabula la Cabra y el Asno

- Tu vida es un tormento, siempre llevando esa carga. Mejor simula una enfermedad y así te dejarán descansar un poco.

El asno, siguiendo el consejo que le dio su compañero, se tiró al piso y se hirió el cuerpo. El amo la vio y llamó a un veterinario para que le diera un remedio. El curandero, luego de examinarlo minuciosamente, le dijo al dueño de los animales que le diera de comer carne de cabra y así regresarían sus fuerzas.

Sin pensarlo, tomó la cabra y la sacrificó para salvar a su asno.

Moraleja: El sentir envidia, solo entristece el alma y crea diferencias. Por desearle o hacerle el mal a alguien, puedes recibir un mal también. No tengas envidia, se feliz con lo que tienes.