6 de junio de 2012

Fabula el León, la Zorra y el Lobo

El gran rey de la selva, el león, se encontraba muy enfermo, por lo que decidió quedarse en su cueva descansando. Todos los demás animales, a excepción de la zorra, fueron a visitarlo para darle ánimos y saber que le pasaba.

Fabula el León, la Zorra y el Lobo

Al ver que la zorra no había llegado, el lobo aprovechó para  acusar a la zorra de la siguiente manera:

- Señor, la zorra no tiene ningún respeto por ud, y por eso no se toma la molestia si quiera de venir a ver que pasa con su salud.

En ese instante llegó la zorra, a tiempo para escuchar lo que el lobo había dicho. El león enfurecido, le gritó a la zorra sobre que había estado haciendo y por qué no estaba aquí pendiente de su salud. La zorra le respondió:

- Entre todos los que están aquí, ¿quien ha sido tan respetuoso y servicial como para buscar a un médico que dijera un remedio para el mal que posees?

+ ¿Y cual es el dichoso remedio? ¡Dime cual es para curarme!

- Lo único que debes hacer es sacrificar un lobo y usar su piel como un abrigo.

Enseguida el león mandó a matar al lobo, mientras la zorra decía:

- Al jefe hay que llevarlo a la benevolencia, no al rencor.

Moraleja: El que tiende trampas a la gente inocente, es el primero que termina cayendo en ellas.