6 de junio de 2012

Fabula la Zorra y el Leñador

Unos cazadores estaban siguiendo una zorra, y esta se encontró con un leñador que hacía su labor. Le suplicó que la ayudara a esconderse de los cazadores. El leñador le dijo que se ocultara en su cabaña. Justo cuando la zorra se escondió, los cazadores llegaron a preguntarle al leñador sobre la zorra.

Fabula la Zorra y el Leñador

El leñador les decía que no había visto la zorra, pero al tiempo les hacia señas diciéndoles que estaba dentro de la cabaña. Para suerte de la zorra, los cazadores no entendieron las señas y siguieron su camino. Cuando se fueron, la zorra salió sin decir absolutamente nada.

El leñador enfadado le dijo: "Que desagradecida eres, ni un gracias por haberte salvado la vida". A lo que la zorra le respondió: "Si tus manos hubieran dicho lo mismo que tus palabras, estaría muy agradecida".

Moraleja: No solo seas el que mucho habla y luego niega y contradice lo que dice con sus acciones.