12 de julio de 2012

Fabula el Lobo y la Cabra

Un lobo muy hambriento vio a una cabra que estaba comiendo pasto junto a un gran precipicio. El lobo no podía trepar hasta donde la cabra estaba, así que para hacerla bajar le dijo:

Fabula el Lobo y la Cabra

"Amiga cabra, ten cuidado, no te vayas a caer de ese enorme precipicio. Mejor baja y come de este delicioso pasto en el que yo estoy. Es mas verde que el que estás comiendo".

La cabra, astuta, le respondió:

"No caeré en tu trampa, lobo tramposo. Se muy bien que no me invitas a comer, sino que simplemente quieres que yo sea tu platillo del día".

Moraleja: Ten cuidado con lo que te dicen, no todo es verdad. Muchos engaños llegarán a ti con la intención de perjudicarte.