9 de diciembre de 2014

Fabula el Pastor mentiroso

Estaba un pastor de ovejas junto con su rebaño, el cual comenzó a gritar con todas sus fuerzas: "¡Auxilio! ¡Auxilio! El lobo viene por mis ovejas". El pueblo, dejando a un lado todos sus quehaceres, acuden al llamado del joven, para darse cuenta que no es mas que una chanza pesada.

Fabula el Pastor mentiroso

El joven vuelve a hacerlo una segunda vez, y temiendo el pueblo, volvió. Sin embargo, nuevamente no era mas que una burla. Luego gritó de nuevo, siendo esta vez verdad que el lobo estaba atacando, sin embargo el pueblo no creyó en sus gritos, por lo que la fiera terminó devorándose el rebaño.

Moraleja: Mentimos y mentimos, y perdemos la confianza que los demás tienen en nosotros. Cuando digamos la verdad, no nos creerán.

9 de septiembre de 2014

Concurso Micro Fabulas

FabulasCortas.net y FabulasCortas.info se unen para traerte un concurso que pondrá a prueba tu creatividad para escribir. ¿Serás capaz de escribir una micro fabula y lograr obtener el mayor puntaje para ganar?



Si te sientes capaz y quieres participar, continúa leyendo para conocer la mecánica del concurso.

9 de junio de 2014

Fabula el Jilguero Tímido

Había una vez un Jilguero que no quería cantar. Todas las demás aves se preguntaban por qué no quería cantar, y el siempre les respondía: "Jamás cantaré para ser objeto de burla."

Fabula el Jilguero Tímido

Un día, un Perico se le acercó al Jilguero para decirle: "¿Por qué tienes miedo? Canta, que nadie se reirá de ti." Sin embargo, el Jilguero no quiso cantar, ni tampoco le respondió nada al perico. Luego llego una Cotorra y también se le acercó al Jilguero y le dijo: "Te escuché una vez mientras cantabas en el bosque. ¡Tus cantos son hermosos! ¿Por qué no quieres cantar ahora?."

Aún así el Jilguero siguió sin decir nada. Hasta que finalmente se le acercó un Ruiseñor y comenzó a cantar de una forma muy hermosa. Sin emargo, el Jilguero siguió con apatía, así que le preguntó: "Jilguero, ¿por qué no te unes a mi en canto? Haríamos un gran dúo." Y el Jilguero le confesó sus miedos al Ruiseñor. Y este le dijo: "No importa si cantas bien o mal, eso es asunto tuyo. Pero si no cantas, ni si quiera para ti mismo, entonces no eres un Jilguero, ni eres nada."

Moraleja: Se tu mismo. Cumple con el propósito para el que Dios te diseñó, sin importar si esto agrada a los demás o no.

11 de mayo de 2014

Feliz Día de las Madres

Cuenta la historia que un niño estaba cerca de nacer, así que le dijo a Dios: "Me dijeron que me vas a enviar mañana a la tierra, ¿cómo podré vivir con lo pequeño e indefenso que soy?". Dios le contesto con una sonrisa: "Entre muchos ángeles, escogí uno para ti, que te está esperando para cuidarte."

Feliz Día de las Madres

Sin embargo, el niño le responde: "Aquí en el cielo solo canto y me río, eso me es suficiente para ser feliz. ¿Como voy a entender a la gente si no se hablar su extraño idioma?". Pero Dios le respondió: "Tu ángel te dirá las palabras mas tiernas que puedas escuchar, y con amor y paciente te enseñará a hablar."

Así que el niño le pregunta a Dios: "¿Que haré cuando necesite hablar contigo?". Y Dios le dice: "Tu ángel te enseñará a orar." El niño, insistiendo, le dice: "Señor, pero estaré siempre triste porque no te veré mas." A lo que Dios le responde: "Tranquilo, tu ángel te hablará sobre mi y te enseñará el camino que debes seguir para regresar a mi presencia. Yo siempre estaré a tu lado."

Una paz sobrenatural reinaba en el cielo, pero comenzaba a oír voces terrestres... Así que el niño le dijo: "Dios mío, si ya voy a la tierra, ¿cómo se llama mi ángel?"

Dios le respondió: "No importa, tu le dirás Mamá."

¡Feliz día de las Madres! ¡Gracias por todos los sacrificios, por todo el amor, por las correcciones y por todo lo que han hecho por nosotros!

15 de abril de 2014

Fabula la familia Topo y el Lirón

Cuenta la historia, que una pequeña familia de Topos era vecina a un Lirón. El señor Lirón era un poco amargado, y un día un Topito fue a la casa del Lirón y le preguntó:

Fabula los Topos y el Lirón

- Buenas, señor, mi mamá se preguntaba si podría usted prestarnos un kilo de harina para preparar un pudin.

El señor Lirón, muy amargado y casi sin querer hacerlo, le dio el kilo de harina y le enfatizó mucho en que le debían un favor. Mas tarde, ese mismo día, regresó el topito a la casa se su vecino, pero está vez pidiendo medio kilo de azúcar. El Lirón, bastante indignado, con rabia y a propósito le entregó al topito medio kilo de sal sin decírselo.

Unas horas mas tarde, llegó toda la familia Topo a la casa del vecino. Cuando el señor Lirón abrió, vio a toda la familia con un enorme pudin diciendo:

- ¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS SEÑOR LIRÓN!!, le hemos traído este pudin para celebrar.

El señor Lirón estaba muy avergonzado por lo que había hecho, así que les dio las gracias, y aún sabiendo que estaba hecho con sal por su culpa, se lo comió sin decir una sola palabra.